Jun
7
2016

La importancia de la firma digital

Autor – Rafael Noguero

Socio – consultor

Según el plan de transformación digital de la Administración del Estado para el periodo 2015 – 2020, todos los procesos administrativos se realizarán a partir del año 2020 exclusivamente de forma telemática.

La extraordinaria eficiencia de los procesos telemáticos aplicada a los procedimientos administrativos es imprescindible en un entorno de globalización económica, donde las distintas administraciones públicas de los distintos países luchan por ser más eficientes para que a su vez la economía a la que da soporte sea más competitiva.

Este plan se basa en los principios rectores de orientación del servicio al usuario (ciudadano y funcionario), empleo de sistemas de información basados en el dato único y veraz, visión integral de la administración como una unidad en coordinación con diferentes entidades colaboradoras privados, la transparencia – monitorización de los procesos de la Administración e implantación de la mejora continua del servicio público.

Esta apuesta estratégica por la administración digital hace de la firma digital el elemento clave que va a permitir al ciudadano más capacidad y libertad de acción en relación a la Administración Pública, aunque reconozcámoslo, también un mayor nivel de control del ciudadano por parte de los organismos públicos.

Así pues, ¿Qué es y para qué sirve la firma digital? La firma digital o certificado digital es un documento electrónico emitido y firmado por una autoridad de certificación que identifica a una persona (física o jurídica) con un par de claves. El certificado contiene información sobre el titular (Número de Identificación Fiscal – N.I.F., nombre y apellidos y correo electrónico) y sobre el tipo de certificado. Además, tiene una clave privada y otra pública y la clave de la entidad que expidió el certificado electrónico.

Este certificado digital permite comunicarse digitalmente al ciudadano o entidad (persona jurídica) con la Administración cumpliendo los requisitos de:

  • Confidencialidad, ya que la clave privada permite la generación de una comunicación encriptada y por tanto, segura.
  • Integridad, porque la información se transmite de forma íntegra e inalterable.
  • Autenticidad, puesto que se asegura la correcta identidad del emisor de la información.

El certificado digital tiene grandes ventajas: es aceptado por 12 ministerios, múltiples organismos de la Organización General del Estado, especialmente Hacienda y Seguridad Social, más de 5.000 ayuntamientos, numerosas universidades y empresas privadas y permite realizar los trámites con Administración Pública y otras entidades los 365 días al año y 24 horas al día.

¿Dónde y cómo se consigue el certificado digital? Son unas pocas las entidades emisoras pero la principal es la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre (F.N.M.T.) que, a través de su sistema Ceres, proporciona este servicio gratuito.

Los pasos a dar para la obtención del certificado son los siguientes:

1. Configuración del navegador.- Iniciaremos el proceso accediendo a la web de la F.N.M.T. y eligiendo la opción del menú para obtener el certificado digital. En la primera fase del proceso se configurará el navegador y se adicionarán en el mismo los sitios de confianza de la F.N.M.T., conforme a las instrucciones que se dan en la web de la citada entidad pública.

2. Solicitud del certificado.- Posteriormente, se solicitará el certificado introduciendo el N.I.F., el primer apellido (tal y como figura en el D.N.I.) y finalmente, el correo donde recibiremos el código para seguir la tramitación del certificado. Es muy importante conservar el precitado código de solicitud.

3. Acreditación de la identidad.- Para acreditar que nuestra identidad se corresponde con la del certificado solicitado, se requiere que acudamos personalmente (no a través de representante) a una de las oficinas de registro habilitadas para ello (delegaciones de Hacienda, oficinas de la Seguridad Social, algunos Ministerios, ayuntamiento, defensor del pueblo, etc.). La F.N.M.T. indicará en su web cual es la más cercana a la ubicación donde estamos. Allí presentaremos nuestro D.N.I. y el código de solicitud que hemos recibido en nuestro correo electrónico.

4. Descarga del certificado.- Al cabo de breve plazo (puede ser de uno o dos días depende del organismo al que hayamos acudido) recibiremos un correo informándonos de que podemos descargar el certificado. La descarga ha de hacerse en el mismo equipo, usuario y navegador desde el que hicimos la solicitud[1]. Para descargar el certificado elegiremos el apartado de descargar certificado de la web de la F.N.M.T. introduciremos el N.I.F., el primer apellido y el código de solicitud. A continuación aceptaremos las condiciones de uso y descargaremos el certificado. Nos saldrá un mensaje indicando la correcta instalación del certificado.

En todo caso conviene verificar la correcta instalación accediendo al menú del navegador eligiendo herramientas, luego opciones, contenido y certificados. En esa ventana aparecerá el certificado descargado con su fecha de descarga y de validez.

Por último, para tener una copia de seguridad de la firma digital, en la ventana indicada de certificados, pulsando el descargado, tomaremos la opción exportar y seguiremos las instrucciones del windows.

La misma F.N.M.T. tiene en su página web tiene un video explicativo del proceso

Podemos concluir que la firma digital es un elemento imprescindible para nuestra actividad presente y futura, por el gran ahorro de tiempo que su empleo supone y por la capacidad de resolver todo tipo de gestiones administrativas y de otro tipo, eficazmente.

Bibliografía:

PLAN DE TRANSFORMACIÓN DIGITAL DE LA ADMINISTRACIÓN GENERAL DEL ESTADO Y SUS ORGANISMOS PÚBLICOS:

Sede electrónica del Gobierno de España, la firma digital: https://sede.sepe.gob.es/contenidosSede/generico.do?pagina=firma/ayuda_firma_conceptos.html

Fábrica Nacional de la Moneda y Timbre: http://www.cert.fnmt.es/

Madrid, junio de 2016

 


[1] En caso contrario no funcionará. Si hemos hecho modificaciones en la configuración desde la solicitud puede que tampoco funcione. Por todo ello, es recomendable no descargar ningún programa en el intervalo de tiempo que transcurre desde la solicitud y la descarga del certificado.

Acerca del autor:

Los comentarios están cerrados.